top of page

¿Cómo hacer un amuleto?

Quizás una de las formas más simples de crear tus propios amuletos, independientemente de cuál sea tu necesidad mágica, es confeccionar saquitos de hierbas, con tus manos.


Los saquitos de hierbas pueden llevarse contigo a donde vayas, permanecer en tu hogar o en tu vehículo, todo depende del objetivo con el que los hayas creado.

Puedes preparar saquitos de hierbas para atraer el amor, buena suerte, prosperidad, protección, etc. Los especialista en la materia, recomiendan sustituir los saquitos de hierbas cada tres meses, para garantizar que las propiedades de las plantas se mantengan activas. Cada saquito desechado, debe ser quemado.

Para elaborar los saquitos de hierbas, debes conseguir hojas secas de las plantas a utilizar y un pequeño trozo de tela, cortada en forma de cuadrado o cuadro. Es importante que la tela sea de un tejido natural (algodón, lino, seda, etc.).

Los saquitos de hierbas pueden atarse con un fragmento o listón de la tela a utilizar, o bien anudando las puntas. Elige las dimensiones de la tela tomando en cuenta el uso que le darás (si lo llevarás contigo o se quedará en casa).


Puedes incorporar semillas, pétalos de flores, pequeñas cortezas aromáticas, cáscaras de frutas (secas) o especias trituradas. Mezcla las hojas secas de las plantas escogidas en un recipiente de barro, madera o cerámica. Sostén el envase en tus manos, mientras visualizas tu intención (amor, protección, prosperidad, otros). Una vez las hojas secas se encuentren cargadas con tu energía, sácalas del recipiente y deposítalas en el centro del trozo de tela. Levanta las 4 puntas del lienzo y anúdalo (o átalo) fuertemente. Puedes concluir el trabajo con una plegaria o acción de gracias.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page