El origen del Año Nuevo

El 1 de Enero es el primer día del año en el calendario Gregoriano, instaurado por el Papa Gregorio XIII en 1582 y que se utiliza en la mayoría de países. Es la fiesta cristiana conocida como fiesta de Emmanuel, nombre de origen hebreo que significa “el Dios que está con nosotros”, Jesús. Como muchas de las fiestas cristianas su origen se remonta a fiestas paganas, en estas fechas relacionadas con el solsticio de invierno.


La celebración del año nuevo asciende a hace 4000 años, pero no se inició en las culturas occidentales hasta hace sólo 400 años. La fiesta comenzó en la antigua Babilonia (hoy Irak) alrededor del 2000 a.C. Sin embargo, los babilonios comenzaron su año nuevo cerca del final de lo que hoy es marzo, un tiempo lógico para empezar un nuevo año ya que el invierno había terminado, la primavera con su nueva vida comenzaba y los cultivos se plantaban para el año siguiente. En el año 153 a.C. el Senado romano decretó que el año nuevo comenzaría el 1 de enero. Hizo este decreto para corregir el calendario, que se había salido de sincronía con el sol. La fecha no tiene ningún significado agrícola o estacional.

Si bien el primero de enero no tiene un significado agrícola o estacional, sí tenía un significado civil. En esa fecha, los recientemente elegidos cónsules romanos asumían sus cargos. Es interesante saber que el mes de enero se llama así por el Dios romano Jano, que tiene dos caras que pueden representar el mirar hacia atrás al año viejo y la otra mirando hacia adelante, hacia el nuevo. La celebración del Año Nuevo era una práctica pagana y, por esta razón, la Iglesia Cristiana temprana la condenó. Sin embargo, para facilitar la conversión de los paganos al Cristianismo, la Iglesia aceptó la celebración del primero de enero, pero la convirtió en la Fiesta de la Circuncisión de Cristo.

Fuente: 

https://icalendario.net/fiestas-populares/ano-nuevo

https://www.aboutespanol.com/historia-y-tradiciones-de-ano-nuevo-3151791

40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo