Te compartimos información sobre la Wicca y las mujeres


La llamada “Religión Wicca” buscó en diferentes tradiciones ancestrales las prácticas y filosofías de liberación de las actuales formas que nos mantienen enredadas en situaciones de poder o destrucción del mundo. El neopaganismo de las wiccas retoma elementos de los antiguos celtas, pueblos nórdicos, indios de Norteamérica y Mesoamérica y construye desde la era moderna, una propuesta para vivir en el mundo moderno.

Esencialmente hablamos de que en su mayoría, quienes rescatan la tradición son mujeres de regiones Occidentales, particularmente de Estados Unidos. Esto se debe sin duda a que las restricciones sociales y sexuales que impuso la tradición cristiana a la mujer la llevaron a buscar liberarse de ataduras. Tradición que se encarna en las brujas europeas, calificadas de adoradoras del diablo, paganas. Desde la antigua Grecia, cuando se ciñeron sobre las mujeres las prohibiciones sobre sus cuerpos y la religión cristiana comenzó a reglar la vida, ellas comenzaron a reunirse en clandestinidad y a danzar por las noches en adoración al dios Baco, buscando un encuentro con la naturaleza y liberarse de las restricciones sociales de su época.

En 1974 se reunieron practicantes de la llamada la tradición pagana de brujas y sentaron los principios del neopaganismo como “13 principios de la creencia Wicca”, que en algunos casos se han adoptado como una religión y en otros como una práctica personal que se integra con principios propios de vida. La creencia está exenta de restricciones de edad, raza, sexo, color, o pertenencia; son principios, guías de vida contra el poder y en la búsqueda de ser más libres.



15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo