Día del Espino Albar - 13 de Mayo


Hoy comienza el mes celta del espino. Llega tras Beltane, es un tiempo de fortalecimiento. El espino ha sido siempre un símbolo de fortaleza y de protección; como tal, nos enseña a adaptarnos fácilmente a cualquier cambio que surja en nuestras vidas. Asociado a las hadas (forma parte de la tríada de árboles consagrados a las hadas: Fresno, Espino y Roble), ya que el níveo espíritu de una de ellas mora en cada uno de estos arbustos, custodiado por sus afiladas espinas. Solo permanece desnudo una breve temporada, tras el final del invierno. En primavera luce flores blancas y hojas de un verde fresco, mientras que en verano su verdor se vuelve más oscuro para engalanarse con un rojo encendido en su firme paso hacia el otoño. Cuando sus hojas mueren y el ciclo anual finaliza, el espíritu del hada permanece latiendo en sus pequeños frutos esféricos de rojo oscuro.


Es un tiempo de purificación y de castidad obligada; una energía que es necesario contener para contrarrestar la fuerza de otras energías elementales a las que se rindió culto en las dos semanas anteriores. Sus flores han sido utilizadas por los herboristas durante siglos como tónico cardiaco. Los druidas también utilizaban estas propiedades para fortalecer el frágil cuerpo de los ancianos.


Fue visto como árbol portador de buena suerte y prosperidad para la tierra sobre la cual estaba plantado. El espino ofrecía también protección psíquica al viajero. Sus ramitas eran utilizadas con frecuencia en la curación de la depresión y sus semillas pulverizadas usadas para curar los cálculos biliares. El espino simbolizaba el avance del verano y la derrota del invierno.



4 vistas0 comentarios